viernes, 8 de marzo de 2013

FELIZ DIA DE LA MUJER...





HOY, Se conmemora la lucha de la MUJER por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integro como persona.

Las mujeres somos así, tenemos detalles y capacidades, aguantamos dificultades, llevando grandes cargas pero al mismo tiempo rebosamos de felicidad y amor. Sonreímos a veces cuando en realidad queremos gritar, cantamos cuando queremos llorar, lloramos cuando estamos felices y solemos reírnos cuando estamos nerviosas.

Así somos.

Aceptemos lo que nos dicen, si, somos contradictorias. Pensamos muchas veces con el corazón, actuamos por la emoción y vencemos por el amor. Somos capaces de vivir miles de emociones juntas en un solo día y lo transmitimos de la manera más simple, a través de una mirada.

Lo cierto es que no hemos logrado gratuitamente los lugares que hoy por suerte ocupamos y tenemos y por los que aun seguimos luchando. Aunque parezcan frases hechas, ESTE DIA, reivindica y reconoce cada uno de nuestros derechos a partir de un hecho trágico que todos conocemos y que costo la vida de casi un centenar  y medio de obreras textiles, aquel 08 de marzo.

Sigamos volando y no permitamos que nos corten las alas.

Como referente tuve la mejor mujer que me enseño los valores más importantes de la vida: MI MADRE, la mujer más calida, más hermosa y más especial.

A todas esas mujeres que le ponen garra a todo lo que hacen y a la vez le ponen un toque de ironía para encarar la vida. Aquellas que demuestran que una cosecha lo que siembra y escuchan y aconsejan incondicionalmente.  GRACIAS Y FELIZ DIA.

Y tengamos siempre presente sin olvidarlo un instante, la piel se arruga, el pelo se terminara volviendo blanco y los días se convertirán en años pero lo que importa no cambia jamás. Nuestras fuerzas, nuestra convicción no tiene ni tendrá edad. Detrás de cada línea de llegada habrá siempre una partida, de cada logro un nuevo desafío. No vivamos de esas fotos amarrillas y si extrañamos lo que hacíamos, volvamos hacerlo ¿Quién lo impide? No permitamos que nos tengan lastima, SI respeto. Y allí, cuando por los años sintamos que no podemos correr, trotemos y cuando no podamos trotar, caminemos y cuando no podamos siquiera caminar, usemos el bastón pero NUNCA nos DETENGAMOS.

Abrazo
Gab.

8 comentarios: