sábado, 18 de agosto de 2012

Te invito un CaFe...


HUMO…
El humo del café recién batido que me promete una gran velada, mientras el cigarro espera en el cenicero…
Sí, definitivamente me gusta esta sensación, me gusta sentarme frente a la notebook y dejarme llevar. Una sensación de cerrar los ojos y echarme a volar, tan lejos mis manos sean capaces de llegar. 

Me gusta sentir el roce del humo en mi paladar, me gusta el olor a café mezclado ambos en un aroma de…  "notelopuedoexplicar@..." que desprenden. 

Si, definitivamente me gusta. Estar aquí, estar y ya. Dejarme llevar.

Cierro los ojos, las imágenes pasan por mi cabeza como diapositivas ¿no te paso nunca? y no puedo dejar de sonreír, si, sonreír; porque a pesar de los malos momentos o de aquellos pésimos momentos, siempre sobresalen los buenos, los inolvidables.

Todos paraditos delante mío, entres mis dedos que se convierten en ametralladoras a lo hará de expresar, a la hora de escribir. 

                                     ...A veces con más calma, a veces con mas locura y como si fuese una fantasía, las teclas de la notebook recobran vida y me susurran al oído muy suavecito de manera tan dulce...

Luego de ese momento sublime, comienzo lentamente a abrir los ojos y es ese preciso momento, descubro que el café y el cigarro aguardan por mí.

Intensidad. Sin importar la causa, si el efecto. ¿Insomnio? Por doquier. Cosas de la vida. 

                                                                  ..Todos nos topamos con esos momentos de introspección y en días de lluvia, quizás MAS.

Abrazo
Gab

2 comentarios: