martes, 21 de agosto de 2012

PARIS...

LA CIUDAD DEL AMOR:



Visite Paris en Noviembre por lo que me toco bastante frio y lluvia. Recomiendo visitarla en Mayo, Junio, Septiembre. Aunque la verdad cualquier época del año es genial para hacerlo.

Fue siempre uno de mis sueños conocer Paris y por suerte en el 2008 lo hice realidad.

Recuerdo como si fuese hoy cuando me cruce por primera vez la torre, que sensación más hermosa.
Al ser una ciudad con tanta historia sobre sus calles, el número de lugares que merece la pena visitar es inmenso, por lo tanto es aconsejable hacer un listado seleccionado esos lugares que no queres perderte ni  loca. 




Una de las primeras cosas que visite fue  la Catedral por dentro, que permanece abierta todos los días desde las 7:45 de la mañana hasta las 18:45 de la tarde y es gratuita para todo el mundo.
Una vez dentro podes apreciar que la planta está demarcada con la típica formación de cruz romana orientada a Occidente, donde la cruz se encuentra incrustada en el edificio.Me quede con una gran sensación de tranquilidad que se respira ni bien ingresas al lugar.

Cuando se hicieron las 11 de la mañana me fui a las Torres de Notre Dame. Impresionante. La entrada varía según la época del año, en el momento que fui yo su horario era de 10 a 17.30 pm-




Después recuerdo que fui a conocer el mercado de las flores. El único de estas características que se mantiene en la ciudad y que data de principios del siglo XIX, se podría considerar como un pequeño jardín botánico, se puede visitar de de lunes a sábado de 8 de la mañana a 7 de la tarde. Me contaron que los domingos su temática cambia un poco y se convierte en un mercado de pájaros.

Si estas planeando tu viaje a Paris, te comento que es fácil localizarlo porque se encuentra próxima a la Sainte Chapelle, un templo gótico situado en el Boulevard du Palais junto al Palacio de Justicia.
Después me encontré con la pequeña Plaza St-Michel con la estatua de San Miguel dominando al dragón. El barrio está lleno de estrechas calles muchas de ellas peatonales.

Amante de la lectura y las letras no podía dejar de visitar la librería más famosa: “Librería Shakespeare and Company”.- La recomiendo en su totalidad. Luego de deleitarme con varias lecturas y comprarme algunos libros, mi caminar me llevo a le Pantheon, cruzando la plaza viviani. 

De pronto comenzaba a ver desde más cerca la cúpula del Panteón, inspirada en la de la catedral de San Pablo en Londres.
De ahí  en unos pocos minutos llegue a los Jardines del Luxemburgo, uno de los parques más céntricos y populares de París, de estilo neoclásico.



El parque se encuentra rodeado por unas rejas, se puede visitar desde las 8:00 hasta las 18 sino mal recuerdo. Después me fui a conocer el Boulevard des Capucines (me habían hablado mucho de este lugar) toda esta zona está muy bien por la tarde, es una área comercial repleta de tiendas y la gente va de un lado a otro cargadas con bolsas, por lo cual no me quede atrás y compre algunos regalitos.

Pero mas allá de todo mis pasos tenían un rumbo pactado, tenía que conocer la famosa galerías Lafayette, de la que tanto me había hablado mi hermana que además de todo ofrece la mejor vista de parís en su terraza, ideal para los que nos gustan tomar muchas fotografías. La cantidad de personas que había en esa tienda no podría explicarlo.

Había visitado la Torre de día, ahora seria turno de verla de noche. Me habían comentado que siempre está iluminada y no siempre del mismo color. Hacia allá me dirigía siendo casi las 10 de la noche.
Salí por una de las estaciones de Metro que dan a los Campos Elíseos, pronto la policía me explico bien como llegar a través de unas calles que daban directamente ascenso a la torre.

Ahí estaba increíblemente viendo a la torre iluminada de un hermoso color AZUL, mientras disfrutaba de un “bocata” como lo llaman allá.


Son muchos los lugares que debes recorrer cuando vas a Paris, cada uno tiene su estilo y su toque distinto.

Rumbo al Moulin Rouge…


Al día siguiente la primera parada de la mañana fue Sacre Coeur, conocida como la Basílica al Sagrado Corazón de Jesús. De ahí, me fui al barrio rojo donde se encontraba el Moulin Rouge, famoso cabaret parisino. Una cantidad de sensaciones encontradas.


Para ir finalizando, sin duda puedo decirles que es un lugar altamente recomendable. De hecho me quede con más ganas y volveré seguramente en el verano de allá para no sufrir tanto el frio como lo he sufrido con esa mochila de 20 kg acompañándome en todo el trayecto.




Un sueño que se cumplió: PARIS.

Abrazo
Gab

8 comentarios:

  1. si antes tenia ganas de conocer paris ahora ni te cuento. gracias
    FER

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad si tenes la oportunidad hacelo es magnifica!!!!
      besos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. absolutamente. vos fuiste? en que epoca? queres contarnos un poco,? animate.
      besos

      Eliminar
  3. donde te alojaste ?
    Lul@

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en un hostel que verdaderamente no me acuerdo su nombre ahora pero lo busco en mis mails y te paso la info.!!!!
      besos

      Eliminar