miércoles, 4 de julio de 2012

A veces hay que soltar...


Hoy me levante pensando en las "relaciones" de cualquier índole...

A veces es duro darte cuenta que el "otro" no estaba incondicionalmente como te lo hizo saber o como vos misma imaginaste que estaba. A veces en los peores momentos, cuando caemos, cuando estamos bien abajo cuando necesitamos más que nunca de "esa" personita es cuando además de todo el sufrimiento que nos causa "ese momento raro o difícil" se suma el darse cuenta que esa persona no era quien vos creías. No es bueno ni malo, simplemente No era como pensabas.

Te cuestionas y te echas la culpa por haberte equivocado y me atrevería a decirte que no es así o no es tan así. No es que estuvimos al lado de alguien que pensamos era de una manera y resulto de otra, lo que suele suceder es que uno "imagina" verdaderamente como es el otro, por el cotidiano, por distintas actitudes que iban demostrando que era como pensabas, creías y sentías pero en los momentos LIMITES es cuando verdaderamente te das cuenta quien es quien, INCLUSO VOS MISMA. 

Una a veces se llena la boca diciendo que va a estar incondicionalmente o frases tales como: "conta conmigo siempre" "si me necesita te voy a ver" llamame a cualquier hora, olvidate siempre estoy para vos, etc. etc., etc... Y a veces una misma se equivoca sobre como actuaría en ese momento. Quizás yo pensé siempre que iba a estar con esa persona y después pasó algo, esa persona me necesito y no estuve y por supuesto que viceversa y hoy me detengo en ese "Viceversa" .

Me duele darme cuenta que a veces no todo es como parece ni como creíamos. Pero sostengo que la venda en los ojos tarde o temprano cae y aunque el golpe duela hay que "aceptar" todo en la vida es cuestión de aceptar. Que esa persona hoy vos sientas que te dejo en "banda" no significa que sea mala persona, sino que simplemente no puedo, no quiso o elige no estar con vos en estos momentos.

Por eso hay que soltar...hay que dejar ir. Insistir en lo que verdaderamente vale la pena, buscar a quien verdaderamente tiene interés en que lo busquemos y estar con quien verdaderamente quiere estar con nosotros por más mal momento que estemos atravesando.

En los buenos momentos sobran compañías, en los malos se ven LAS VERDADERAS.
Es un camino largo, difícil, doloroso pero vale la pena recorrerlo.

Cuando vuelvas a estar mejor, cuando tu vida este nuevamente encarrilada solamente te quedaras con aquellos que estuvieron cuando no tenias nada y eso al final es el regalo mas preciado que podemos obtener de cualquier decaída que nos presente la vida. Hoy, mañana y siempre.

Y nunca dejes de escuchar al otro, todos siempre necesitamos una oportunidad. Todos nos equivocamos. 

Un abrazo
Gab

3 comentarios:

  1. Muy bien escrito, muy sentido.
    El otro es el otro, lo importante es saber quien es uno, escuchar las propias campanas. Aprender de las experiencias malas, siempre se aprende y sirve para seguir adelante. elegir, esquivar las piedras, etc, etc. Todo ayuda a crecer !!!!

    Besitos Gabulin. Te quiero

    ResponderEliminar
  2. Con tu ultima frase, me quedo: Todo ayuda a crecer lo se y lo compruebo en cada momento y a cada paso que doy. Gracias de verdad por tu incondicional de siempre... Te quiero!!!

    ResponderEliminar
  3. Hermosa publicación. La guardo para cada vez que necesite leerla. Es realmente muy "orientadora".

    ResponderEliminar