sábado, 14 de julio de 2012

Simplemente, reflexionando...



Pensaba en que sentira quien me lee. Si llegare a transmitir lo que quiero y de la manera en que me lo propongo. 
Pensaba en si alguna de todas estas revoluciones de palabras, mezclada con sentimientos profundos , estaria ayudando a quien esta del otro lado o,  porque no, si se sentiran "tocados" con algunos de los relatos.

Lo cierto es que, poner un título a mi blog resulto una tarea algo exhausta, como si me pusiera un titulo a mi misma. Lo mismo me ha ocurrido con los dos libros que escribí. El que elegí quizás (ojala) me fotografíe mas que cualquier otro. Refiere a los juegos del tiempo, al ser y dejarse llevar. A no permitir que otros (quienes sean) nos digan como tenemos o debemos vivir. No quedando precisamente atrapados en ningun lugar, en este caso el DOGMA. 

Hace mas de 15 años cuando jugaba a escribir y martirizaba mis noches con mis delirios, no sospechaba que alguno de aquellos textos iba a transformarse en parte de esos dos libros que escribí o que hoy me llevarían a crear un blog: EL MIO.  

Todo entremezclado, en realidad, como un único fin: el de recordarme a mi misma tal o cual manera de ver las cosas y de vivirlas.  Escribir sobre los miedos, la vida, el amor, el trabajo, los viajes, o las cosas que se van pre­sentando a lo largo de la vida misma,  es un desafío que muy pocos nos animamos a enfrentar. 

La computadora, a veces como un personaje que aporta suspenso y tensión, otras veces como un recurso que se expande modificando el desarrollo mismo de la acción, es un verdadero hallazgo que hoy lleva a la creación del mismo. ¿No? Pienso que es así , disfruto que sea de esa manera.

Lo mejor de este blog, si lo hay, es que deja y abre las posibilidades de dialogar con uno mismo. Nada es dicho de un modo trascendental y docto, todo lo expuesto se puede volver a pensar y cuestionar e incluso cambiar por completo.

El espejo, nos devuelve una imagen querible y verdadera de nosotros. No perfecta, verdadera, que es muy distinto. ¡¿Acaso no te pusiste a pensar que no hay espejo que pueda tu alma reflejar?!

Es en el amor donde trascendemos nuestro ego. Cuando empiezan las descalificaciones y las críticas y empezamos a cultivar el desamor, el es­pejo, ese que esta latente en cada instante, nos muestra lo peor de nosotros, justamente aquello con lo que peleamos a diario y por lo que nos odiamos a nosotros mismos y al mismísimo espejo.

El amor en sus distintas variables , se construye entre dos y basta uno que juegue en contra para que lo conseguido se destruya. Y asi, la vida misma. 

Abrazo

Gab.

No hay comentarios:

Publicar un comentario