miércoles, 11 de julio de 2012

...






El almanaque me recuerda que queda muy poco tiempo y que hay que embalar. Proceso inevitable.

Las mudanzas de por si son un cambio de vida emotivo para cualquiera y si a eso le sumas que te mudas por obligación y no por placer, el golpe es aun mas doloroso.

Cuando llevas mucho tiempo lejos de “tu casa” o mejor dicho viviendo sola y no con tus padres, encontrarte de golpe con la idea de tener que VOLVER es absolutamente frustrante.

Sentir que retrocedes...


Abrazo gigante


Gab.

2 comentarios: